El héroe que no se ve

La última semana del marzo se conmemora, cada año, el Día Internacional Wedding Planner.
En 2020, para ese día habían pasado los primeros 10 días más desafiantes que nos ha tocado vivir en la industria. Desde 2010 no escuchábamos que un virus detenía al mundo. El COVID19 llegó dándonos un portazo en la cara a los anfitriones de los eventos más significativos de la sociedad latina: las bodas.

Las medidas preventivas de contagio que se tomaron los siguientes meses fueron distintas en cada zona del mundo, el sector respondió como mejor logró acordar con las autoridades pero principalmente, con los clientes, colaboradores y proveedores.

Igual que como cuando llueve contra todos los pronósticos y, como por arte de magia, un toldo se monta 3 horas antes de la fiesta sin que nadie lo note, así tomamos los teléfonos y construimos sinergias con los que creíamos nuestros rivales, de nuevo, fuimos los héroes que no se ven.

Odiamos casi un año de sábados en pijama, extrañamos profundamente la adrenalina de los últimos detalles y la euforia de la pista llena, pero aprendimos que tendríamos que estar listos para cuando fuera el momento de volver a celebrar, tal vez, de una manera nueva que no podíamos imaginarnos entonces.

Los encuentros virtuales se volvieron la norma y con ellos, nacieron nuevos servicios que ofrecer a un nuevo mercado. Los equipos de producción hicieron frente a los eventos híbridos y desarrollaron toda una oferta para ellos. El catering aceptó sus propios retos, los recintos reforzaron las medidas sanitarias, y así, cada segmento ha ido tomando su lugar, todos, con un factor común: la implementación de la nueva cultura de transformación digital: plataformas de encuentro, herramientas colaborativas en tiempo real, sanitización automatizada, el respaldo de información, computación en la nube, generación de big data, vamos aprendiendo de todo con el fin de acelerar el tiempo de respuesta ante cualquier cosa que pudiera oponerse al feliz “sí, acepto”.

Estuvimos al borde de lo insostenible, algunos de hecho cayeron. Pero estamos aquí porque la apuesta por el proyecto de amor para siempre de cada pareja, también es nuestro. Por eso celebraremos en cada boda post-covid el Día del Wedding Planner, porque lo haremos más juntos y más fuertes que nunca.

Gracias por estar aquí, bienvenido a la comunidad WEDDER.

 

×